Sobre mí

Nací en Tánger en 1957, un año después de que la ciudad dejara de ser un protectorado internacional. Allí residí hasta los veintidós años. Tánger fue siempre una ciudad con una atmósfera muy literaria. Animados por Paul y Jane Bowles (y, por supuesto, atraídos por la vida licenciosa de la que hacía gala la ciudad) a finales de los cincuenta y principio de los sesenta Tánger se convirtió de la noche a la mañana en la ciudad preferida por la Beat Generation. En Tánger pasaron temporadas más o menos largas escritores como Jack Keoruac, Gregory Corso, Allen Ginsberg o William Burrough, de quien se dice que escribió allí su Almuerzo desnudo. De algún modo aquella avalancha beatnick reemplazó y dejó a atrás al Tánger Internacional, el de los espías y los contrabandistas.

Los libros de todos aquellos escritores editados en francés por Gallimard y adquiridos en la célebre Librairie de Colonnes formaron parte de mi primera educación literaria y terminaron por conformar mi imaginario narrativo.

Relatos americanos, el primer libro que dediqué a este imaginario resultó finalista del «XIII Premio Setenil al mejor libro de relatos publicados en España en el 2016».

El nido vacío incluye relatos que siguen esa tendencia junto con otros que exploran distintos caminos y constituye una reflexión sobre un síndrome que crece día a día en este tiempo tan individualista que nos ha tocado vivir.